El descubrimiento más grande del siglo 20.

En una ocasión le preguntaron a Albert Einstein cual había sido el más grande descubrimiento en el siglo 20 y el dijo el interés compuesto. De hecho el lo llamo “la fuerza más poderosa del universo”. El interés compuesto es el concepto que hace que el dinero crezca exponencialmente.

 

En buen español es recibir intereses no solo del dinero que depositas originalmente, sino también del interés que recibes por la inversión. Esto quiere decir que cuando recibes intereses lo haces de la inversión original más de los intereses que ganas por la inversión.

 

Como todo funciona mejor con ejemplos déjame darte uno. Digamos que Juan se graduó de la universidad a los 21 años, comenzó a trabajar y decidió invertir $200 al mes por los próximos 10 años al 10% de interés. Pero luego de 10 años decidió no invertir nada más. Esto quiere decir que Juan invirtió un total de $24,000 de su bolsillo. Por otro lado Petra decidió no comenzar a invertir hasta los 31 años.

 

Petra también decidió invertir $200 al mes a un interés de 10 %. Sin embargo Petra decidió no parar después de 10 años de estar invirtiendo, sino que continúo invirtiendo hasta que se retiro a los 65 años. Para este tiempo Petra había invertido $79,200 de su bolsillo, más de tres veces la inversión que había hecho Juan. Al final ¿quién crees que tuvo más dinero en su cuenta de retiro? Fue Juan, y no fue solo un par de dólares.

 

De hecho fueron cientos de miles de dólares más. Al cumplir los 65 años Petra había invertido $79,200 y este dinero había crecido hasta ser $586,744. Sin embargo los $24,000 que invirtió Juan habían crecido hasta convertirse en más de $977,000. Esto sucedió gracias a la magia del interés compuesto. Al tener el tiempo trabajando para él, el interés compuesto continúo generando más intereses.

 

La moraleja de todo esto es, que debes empezar a invertir lo antes posible, hacerlo regularmente y hacerlo por largo tiempo. Este es uno de los secretos que usan los bancos para producir sus riquezas, ellos invierten a largo plazo, invierten el dinero que la gente deposita con ellos, pero también invierten la ganancia del dinero que le prestan a la gente más los intereses que la gente paga.

 

Deja que tu dinero trabaje para ti, no en tu contra. En vez de pagarle intereses a los bancos por el dinero que tomas prestado, recibe los intereses del dinero que inviertes y hazlo durante mucho tiempo. Este es el mejor consejo para producir riquezas.

About Carlos Alvarez